Alcalde De Blasio presenta protocolos para limitar el acceso al Hudson River Park y el Domino Park

0
74

Nuevo plan para evitar aglomeraciones en parques durante la lucha contra el coronavirus

En medio de la lucha contra el coronavirus, las imágenes vistas el pasado fin de semana de parques repletos de gente disfrutando las temperaturas que llegaron casi los 80° Fahrenheit, y en las que se veía que muchos no estaban cumpliendo con la norma de mantenerse a seis pies de distancia, provocó que este viernes el alcalde Bill de Blasio anunciara nuevos protocolos para limitar la entrada a algunos de estos lugares que cuentan con espacios reducidos y no pueden recibir a un gran número de personas.

Las nuevas medidas para aumentar el distanciamiento social se aplicarán específicamente en los muelles 45 y 46 del Hudson River Park, en Manhattan, y en el Domino Park, en Brooblyn. Estas consisten en limitar el número de personas que pueden ingresar a la vez, reducir el tiempo de permanencia para que otros también puedan disfrutar del espacio y reforzar la presencia policial para garantizar que se obedezcan las normas de mantener la distancia y usar máscaras.

“Algunos parques estaban el fin de semana pasado más llenos de lo que deberían haber estado“, dijo de Blasio, agregando que realmente “era por la realidad física de los parques, y son esos lugares en donde hemos tenido problemas particulares, y vamos a probar allí esta clase de experimentación”.

El pasado domingo El Diario recorrió el Hudson River Park y constató cómo precisamente en el ‘Chelsea Pier’ (muelle 45), habían grupos de personas que no parecían ser de la misma familia o que vivieran juntos, y que no estaban cumpliendo con las dos principales pautas del distanciamiento social, mantenerse a una distancia de seis pies y usar tapabocas.

De Blasio indicó que más oficiales del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) serán destacados a partir de este sábado en esos dos parques, que fueron catalogados como ‘problemáticos’. En el Domino se limitará el acceso a los seis acres de ese parque ubicado en Williamsburg, y lo mismo ocurrirá en las pequeñas áreas con grama en los ‘Piers’ 45 y 46 del parque que va lo largo del río Hudson al lado Oeste de Manhattan.

“Vamos a limitar de manera proactiva el número de personas que pueden estar en un área determinada allí mismo”, dijo el Alcalde sobre el Hudson River Park. “Los oficiales les pedirán a la gente que se vayan mudando de lugar, y así asegurse que haya una rotación”.

Además, los policías distribuirán máscaras gratuitas para evitar que nadie esté incumpliendo con la norma de cubrir, por no contar con unos de estos protectores. El fin de semana pasado, más de 1,000 oficiales del NYPD fueron despachados a diferentes áreas y parques en los cinco condados.

Más entrenamiento a policías

Y el uso de los uniformados para reforzar la lucha contra el COVID-19 no ha escapado a la polémica. Luego que se dieran a conocer estadísticas que muestran que el 68% de los arrestados por violar el distanciamiento social eran negros y 24% hispanos, mientras que solo el 7% fueron blancos, han aumentado los pedidos para que la Uniformada deje de cumplir ese rol.

“A medida que nos acercamos a otro fin de semana de clima cálido, no podemos permitir las mismas desigualdades e injusticias en la aplicación del distanciamiento social que fueron claras en toda la ciudad la semana pasada”, dijo el defensor del pueblo Jumaane Williams, agregando: “Como hemos dicho durante mucho tiempo, los fondos para los esfuerzos de divulgación deben ir a grupos y líderes comunitarios, a la iglesia y las organizaciones que luchan contra la violencia, al tiempo que use a las agencias de la Ciudad para crear conciencia entre los neoyorquinos para que podamos cambiar hacia una respuesta comunitaria, no una respuesta policial”.

Entre tanto, Loyda Colon, líder de la organización Comunidades Unidas para la Reforma Policial (CPR), indicó que las marcadas disparidades raciales reflejadas en las cifras de arrestos “confirman lo que ya sabíamos sobre los agentes, que están usando la fuerza excesiva contra los negros y otros neoyorquinos de color durante la pandemia COVID-19. El alcalde De Blasio debe tomar medidas hoy para eliminar a los policías de la labor de la aplicación del distanciamiento social.

Ante las denuncias de oficiales electos y líderes comunitarios que afirman que la Policía se ha ensañado contra las comunidades de color, el Alcalde reconoció: “Cuando vi esos número fue una indicación de que algo está errado, y deber ser cambiado, y lo vamos a cambiar”.

De Blasio recordó que había que tener en cuenta también que se le ha pedido a nuestros policías que hagan algo para lo que nunca fueron entrenados realmente, luchar contra una pandemia. “Vamos a seguir usando al NYPD para salvar vidas durante esta crisis, y eso se hará con el reforzamiento de las medias”. El mandatario municipal finalizó prometiendo que van a seguir “mejorando los entrenamientos de los oficiales y la aclarción de los protocolos, para que todas las comunidades sea tratadas por igual”.

Arrestos por violar distanciamiento social:

  • 120 arrestos realizaron los policías durante el 16 de marzo y el 5 de mayo.
  • 90% de los arrestados fueron personas de color.
  • 68% fueron negras.
  • 24% fueron hispanos.
  • 7% fueron blancos.
  • 368 citaciones se otorgaron durante ese periodo.

Tan solo en Brooklyn:

  • 40 arrestados.
  • 39 fueron negros.
  • 4 hispanos.
  • 1 blanco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí