Cártel de Sinaloa, el Chapito y Ovidio Guzmán provocan que familiares de militares huyan

Se trata de al menos 60 de 140 familias de soldados que temían por sus vidas

Por miedo, luego de ser amagadas tras el fallido operativo para detener a Ovidio Guzmán, Ratón o Nuevo Ratón, hijo del narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán, familias de militares abandonaron sus viviendas en el complejo habitacional de la Colonia 21 de Marzo ubicado en la capital de SinaloaCuliacán.

Fuentes militares aseguraron que las familias fueron evacuadas y enviadas a la sede de la Novena Zona Militar para su tranquilidad.

Leer más: Liberan a Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo, poco después de anunciar su captura

Se trata de al menos 60 de 140 familias de soldados que viven en la Unidad Habitacional Militar, ubicada por la carretera a Mazatlán, la cual alberga también oficinas y una sucursal de Banjército.

Vecinos de la zona aseguran que algunas familias se fueron con parientes y conocidos en la ciudad.

“La mayoría ya se fue. Se fue con la gente que conocen de aquí y otras que ya tienen familia, porque se puso muy fuerte, sonaban los balazos, yo me escondí con los niños”, dijo una residente.

El jueves, el complejo de 16 edificios de departamentos fue atacado por un comando de presuntos integrantes del Cártel de Sinaloa.

Algunos pistoleros entraron al lugar disparando al aire, según testimonios de vecinos.

El Secretario de la Defensa, General Luis Sandoval, reconoció un día después el ataque en la colonia 21 de Marzo como un acto de presión para soltar al presunto narcotraficante.

“Se acercaron a la unidad habitacional, entraron, hicieron fuego sobre la unidad habitacional. De ahí se llevaron un elemento de seguridad civil contratado para la seguridad de las instalaciones y a un elemento de tropa que estaba vestido de civil”, detalló en la conferencia que encabezó con el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo.

El jueves, los enfrentamientos y narcobloqueos provocaron pánico y caos entre la población, así como ochos muertos, nueve autos quemados y la liberación de 55 reos del penal de Aguaruto.

Según vecinos, ese día llegaron al complejo habitacional militar de la Colonia 21 de Marzo varios vehículos con hombres armados que se apostaron para vigilar el acceso y la salida.

“Aquí se acomodaron unos tres carros y una camioneta, y por allá otra, nomás estaban vigilando a la gente desde afuera y tiraban balazos”, relató un habitante del sector.

-¿Por qué se fueron?

“Porque llegaron ahí a los departamentos unos hombres y se metieron. Yo no los vi, pero ahí estaban. Estaban disparando y se escuchaba bien fuerte”.

-¿Como cuánto tiempo duró?

“No lo sé, fue mucho”.

La Unidad Habitacional Militar de la colonia 21 de Marzo es uno de los tres complejos de departamentos para familias de militares que hay en Culiacán. Ahí viven en su mayoría mujeres solas con niños, ya que sus esposos sólo pernoctan ahí cuando no están comisionados.

Llama Ejército en video ‘cobardes’ a delincuentes

En un video interno, militares califican de cobardes los actos violentos de miembros del Cártel de Sinaloa registrados el jueves en Culiacán e indican que fueron abatidos más de cinco gatilleros.

El material se usó presuntamente para levantar la moral de las tropas.

“En Culiacán cumplimos con la misión, a pesar de que se estima que eran 700 u 800 delincuentes, sólo 350 de nosotros les hicimos frente.

Les causamos más de cinco bajas, que cobardemente dejaron abandonados sus cuerpos, pero estamos seguros que fueron muchos más los delincuentes muertos”, se narra en el video que no cuenta con logos oficiales de la Sedena.

“Cumplimos con el objetivo de detener a un delincuente, pero ellos cobardemente amenazaron con atacar a inocentes, a mujeres, a niños, a estudiantes y las familias militares, esto demuestra que son cobardes”.

En la grabación obtenida por el periódico mexicano Reforma se muestran imágenes de entrenamiento operativo de los soldados.

“Nos tiraron con todo, usando su máximo poder de fuego y no pudieron con nosotros, a pesar de que sólo usamos lo necesario y no causamos daño a la gente”, se argumenta en la grabación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *