Denuncian que inmigrantes de NYC no son protegidos contra el coronavirus

0
73
Organizaciones exigen a las autoridades incluir a esta comunidad en los planes para responder a la crisis de salud y lanzan la campaña ‘New York United’Los inmigrantes de la Gran Manzana han sido excluidos de los planes para responder a la crisis del coronavirus”.  Esa fue la denuncia que hizo este lunes una coalición de organizaciones pro inmigrantes, a la vez que anunciaron el lanzamiento de la campaña ‘New York United’ para ayudar a estas comunidades a prepararse para enfrentar la emergencia de salud.

Al demandar que las autoridades incluyan a los neoyorquinos inmigrantes en la planificación para combatir al COVID-19, la coalición integrada por activistas, funcionarios electos y liderada por la Coalición de Inmigrantes de Nueva York (NYIC), aseguró que tanto la Ciudad, como el Estado y el Gobierno federal, no se han referido específicamente a las necesidades de la comunidades minoritarias.

“Es un momento sin precedentes en el país, un momento en que las acciones que tomen nuestros oficiales electos en torno al COVID-19 definirán para siempre el futuro de todas nuestras comunidades, incluidos los 4.5 millones de inmigrantes de Nueva York que están en la primera línea de esta crisis”, dijo Steve Choi, director ejecutivo del NYIC.

Como parte de la plataforma ‘New York United’, que exige que se garantice que los inmigrantes de Nueva York estén protegidos y tengan poder de decisión durante esta crisis, la coalición está pidiendo que se implementen políticas específicas dirigidas a esta comunidad y que se aprueben fondos en los presupuestos que actualmente se están analizando tanto a nivel estatal como municipal.

“Hoy, nuestros legisladores federales, estatales y de la ciudad pueden tomar medidas concretas para garantizar la salud y el bienestar de todos los neoyorquinos mediante la implementación de políticas, aprobación de presupuestos y con medidas prácticas que sabemos que mantendrán seguros a nuestros vecinos inmigrantes en un momento de tremenda inseguridad”, indicó Choi.

Pliego de exigencias

Entre las medidas que está proponiendo la coalición se incluyen la expansión de las pruebas y tratamientos gratuitos de COVID-19 para todos los neoyorquinos, independientemente de su estatus migratorio, la suspensión de todas las acciones que actualmente realiza ‘La Migra’ para detener a indocumentados como las redadas y crear una línea directa o ‘hot-line’ en varios idiomas para que los inmigrantes puedan pedir información sobre el coronavirus. Además piden brindar apoyo económico para incluir a todos los trabajadores, en particular los inmigrantes que no tienen más remedio que permanecer activos en sus puestos de trabajo, y que se están viendo afectados por la respuesta a esta emergencia, como los cierres de restaurantes y otros negocios con una gran fuerza laboral inmigrante.

“Mientras gran parte de la ciudad se cierra, y los neoyorquinos se refugian en sus hogares o escapan a los Hamptons, los trabajadores inmigrantes se exponen al virus como trabajadores de limpieza, jornaleros, restaurantes y repartidores”, dijo Manuel Castro, director ejecutivo del New Immigrant Community Empowerment (NICE). “Muchos lo están haciendo sin el equipo de protección que necesitan o sin ninguna garantía real de que serán tratados si están infectados”

Y recordando la crisis del 11 de Septiembre, Castro recordó: “Estos son los neoyorquinos que, debido a su estatus migratorio, no tienen acceso al seguro de desempleo, a los días pagados por enfermedad y no pueden faltar al trabajo o evitar el Subway. Ellos caminarían millas para llegar al trabajo si fuera necesario. Desafortunadamente, el brote de coronavirus muestra cuán poco hemos aprendido de desastres pasados como el 9/11 y el huracán Sandy, cuando estos trabajadores se pusieron en peligro para participar valientemente en los esfuerzos de respuesta y recuperación”.

Entre tanto, el presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, indicó que la ciudad de Nueva York “es una ciudad orgullosa de los inmigrantes, y cualquier respuesta que la ciudad, los gobiernos estatales y federales estén adoptando para mitigar la pandemia de coronavirus debe abordar las necesidades de todas nuestras comunidades de inmigrantes”.

Johnson agregó que es fundamental “asegurarse de que los neoyorquinos, independientemente de su estatus migratorio, tengan acceso a la atención médica y se sientan seguros al acceder a esa atención médica, incluidas las pruebas de COVID-19. Además, la Administración Trump debe suspender la aplicación de la ley de inmigración e instituir planes para aquellos que tienen fechas de corte de inmigración y registros de ICE”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí