Efecto Mississippi” se empieza a sentir entre comerciantes de Sunset Park

Organizaciones iniciaron un campaña informativa en los comercios y restaurantes, ante los reportes de algunos despidos de trabajadores inmigrantes, por el temor de redadas por parte de ‘La Migra’

El comerciante boricua Carmelo Marrero fue testigo recientemente de cómo unos funcionarios del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), fueron confundidos por agentes de ‘La Migra’, cuando ingresaban a un restaurant en la Cuarta avenida con la calle 44 de Sunset Park, en Brooklyn, y casi de inmediato el sitio estuvo rodeado por más de cien personas de la comunidad, tratando de proteger a los trabajadores de la supuesta redada.

Aquí la comunidad latina está muy unida. El miedo los está organizando más”, comentó el portorriqueño que tiene 43 años viviendo en ese vecindario con gran presencia de inmigrantes hispanos y en donde luego de los anuncios de deportaciones masivas, por parte del Gobierno federal, es donde más se ha registrado “visitas” de agentes del ICE en los cinco condados de la Gran Manzana, de acuerdo con reportes avalados por la Alcaldía.

Para las organizaciones comunitarias, que actúan en este vecindario en donde más del 46% de sus residentes son de origen hispano, en las últimas horas el “efecto Mississippi” encara nuevos retos, pues ante la detención en una redada de más de 680 inmigrantes en una planta de alimentos, aunque a miles de kilómetros de allí, masificó el pánico ya existente y lo extendió a los empleadores.

Carmelo Marrero
El boricua Carmelo Marrero fue testigo de un incidente ante una falsa alarma de la presencia de La Migra.

Rubén” un inmigrante mexicano que prefirió reservar su identidad, asegura que en un restaurant de la Quinta avenida de Sunset Park, donde trabajaba por más de 5 años como lavador de platos, sin mayor justificación le dijeron a él y a tres compañeros, que no lo necesitaban más.

“No nos dijeron porqué, pero uno se imagina es que tienen miedo de meterse en problemas con ‘La Migra’, por todo esto que pasó allá en Mississippi, temen multas que les cierren el negocio, ¡qué se yo!”, exclamó el padre de familia quien asegura que “por su puesto le da pánico que lo separen de su familia”, pero ahora tiene que ingeniárselas para los gastos del inicio del año escolar de sus dos hijos.

Patrulleros en las comunidades

Ante este nuevo escenario, organizaciones como Sunset Park Latino que se ha integrado con las comunidades en planes de orientación, ratifican que los efectos de la mayor redada en un sitio de trabajo en la historia reciente en Estados Unidos, empieza a generar secuelas en el sector comercial.

“De manera masiva nuestros más de 200 patrulleros, que hace tres semanas estaban dedicados a informar sobre los derechos constitucionales de los inmigrantes en sus casas, ahora estamos tratando de masificar un mensaje que le llegue los dueños de negocios, para que no sientan temor”, explicó Claudia Galicia, presidente de esta organización.

Claudia Galicia, presidente de la Organización Sunset Park Latino asegura que 200 patrulleros tratan de vencer el miedo, con información.

La activista agrega que lo principal que quieren comunicar a los pequeños empresarios y dueños de centenares de restaurantes y tiendas en general, es que los funcionarios del ICE no pueden sacar de sus trabajos a los empleados sin la debida orden judicial.

“Estamos hablando de garantías constitucionales, los comerciantes deben saber que tienen derecho a no hablar y no dejar pasar a los efectivos de migración a áreas que son privadas como las cocinas, los sótanos, los almacenes, áreas dentro de los negocios que son privadas y que solo se puede tener acceso no con listados de nombres, sino con una firme orden de un juez”, agregó Galicia.

La campaña de divulgación se sustenta en folletos avalados por National Inmigration Law Center y National Employment Law Project además de información a los empleadores, proporcionada por la Oficina de Asuntos Migratorios de la Alcaldía de Nueva York. (MOIA)

“Queremos bajar la incertidumbre en los dueños de negocios, pues sí hemos tenido reporte como organización que en algunos negocios han despedido a inmigrantes, y eso puede tener un efecto más devastador en las comunidades”, argumentó.

En otros condados como Staten Island iniciaron esta semana un proceso de conformación de patrulleros comunitarios, similar al de esta localidad, al suroeste de Brooklyn.

Comerciantes protegen a empleados

Rosairis Reyes una dominicana propietaria del salón de belleza Xiara, en la calle 49 con Cuarta avenida de ese vecindario, comentó que aunque ya recibió el material informativo y tratara de leerlo, ella asegura que todo su personal “está en orden, no hay temores”.

La inmigrante que también vive en ese sector, por más de 25 años, puntualizó que “sí he visto el temor de muchos clientes de salir hasta para arreglarse. Hemos sentido un bajón en este verano y yo lo entiendo. En lo personal si tuviera que proteger a mis trabajadores, sea como sea, yo lo haría”, aseveró.

Rosairis Reyes, una propietaria de salones de belleza en Sunset Park ratifica que hay mucho miedo en las comunidades.

Asi mismo, Bitta MostofiComisionada de MOIA, informó que no se detienen en su compromiso de apoyar a las comunidades de inmigrantes de los cinco condados de la Gran Manzana.

“Seguimos trabajando con numerosos enlances en los vecindarios para monitorear y responder a las actividades del ICE”, expresó.

La estrategia es informar más

El concejal de ese distrito de Brooklyn, Carlos Menchaca, esbozó que desde su oficina se han implementado varias estrategias para ayudar con más información, a enfrentar el pánico.

“Albergamos a las patrullas comunitarias, todos los días, desde que comenzaron las amenazas de las redadas, abriendo a las 6 de la mañana en alguno días para permitirles a los voluntarios, usar nuestras oficinas para reunirse, planificar el objetivo del día, y divulgar información sobre los derechos de los inmigrantes”, aseguró.

El Diario trató de conocer las reacciones de las autoridades de ICE en Nueva York, pero no recibió respuestas.

Sin embargo, el director interino de esa institución federal, Mattew Albence ha dicho a medios nacionales que “los  individuos que han sido detenidos fue en base a su historial criminal. El único mensaje que estamos enviando es que si violas la ley federal habrá consecuencias, no está dirigido a un grupo en particular… un simple mensaje de que nuestro país se rige por leyes federales”.

Este viernes, el funcionario desde El Salvador, sostuvo que “Estados Unidos está aplicando las leyes de inmigración, más que nunca”.

¿Qué hacer si inmigración viene a tu negocio?

De acuerdo con el material desarrollado por coaliciones como National Employment Law Project, que se distribuyen en algunos vecindarios por parte de organizaciones y patrulleros:

  • Los agentes de ICE no siempre tienen derecho a ingresar a áreas privadas de empresas, comercios y pequeños negocios.
  • Todas las personas, incluidos los agentes de La Migra, pueden ingresar a las áreas públicas de su negocio sin permiso, esto incluye el comedor en un restaurante, estacionamientos, lobby o área de espera.
  • Estar en un área pública no le da a ICE la autoridad para detener, cuestionar o arrestar a cualquiera.
  • Nadie puede ingresar a un área privada de su negocio, sin su permiso o una orden judicial. Para mostrar que algunas áreas son privadas, márquelas con un cartel que indique “Privado”.
  • Los agentes de inmigración pueden ingresar a un área privada solo si tienen una orden judicial, la cual debe ser firmada por un juez y decir “EE. UU. Tribunal de Distrito “o “un tribunal estatal en la parte superior”.
  • Si los agentes de ICE le dicen que tienen una orden judicial, solicite una copia y léala.
  • A veces, los agentes de ICE intentan usar una orden administrativa para ingresar, pero una orden administrativa no permite que los agentes ingresen a áreas privadas sin su permiso.
  • La mejor manera para que los trabajadores protejan sus derechos es permanecer en silencio y pedir un abogado.
  • Los trabajadores no tienen porque entregar ninguna identificación o documentos.
  • Cualquier información que los trabajadores brinden a ICE, se puede usar en su contra más adelante.

Busca ayuda:

  • Es importante para todos los neoyorquinos, independientemente de su estado migratorio, conocer sus derechos y protecciones bajo la ley en un encuentro con la policía de inmigración. Visita (nyc.gov/KnowYourRights).
  • Planifica cómo proteger a los niños y cómo puedes acceder a ayuda legal de inmigración segura y financiada llamando al 311 y diciendo ‘ActionNYC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *