El presidente de la Corte Suprema y su papel en ‘impeachment’ de Trump

El juez John Roberts no ha tenido “la mejor relación” con el mandatario republicano

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, lideraría el juicio político al presidente Donald Trump en el Senado.

Sin embargo, expertos destacan que el juez “no está feliz” por ello, ya que ha intentado mantener a la máxima corte lejos de los escándalos políticos, detaca The Hill.

“El presidente del Tribunal Supremo de 64 años… tendrá influencia sobre el juicio de juicio político más amargamente partidista en la historia moderna de Estados Unidos”, señala el texto. Roberts fue designado por George W. Bush.

Carter Phillips, un socio de Sidley Austin que ha presentado docenas de casos ante la Corte Suprema, consideró que el juez hará su papel, aunque no está contento con ello.

El escenario no es nada alentador, debido a que tras el proceso contra el presidente Trump, la Corte Suprema tiene varias decisiones en puerta sobre el propio mandatario, como la relacionada con sus reportes financieros, una batalla que lideran los demócratas de la Cámara de Representantes y los fiscales del estado de Nueva York.

Hay otros casos donde Roberts tiene un papel clave, como derechos sobre la comunidad LGBTQ, el aborto, pero también sobre temas de deportación y DACA, el programa que protege a los “dreamers”.

El texto destaca que el presidente Trump y el juez Roberts han tenido una relación difícil.

“El presidente del Tribunal Supremo rechazó un discurso luego de que el presidente calificara a un juez de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito como ‘un juez de Obama’ por una decisión de 2018 con la que Trump no estuvo de acuerdo”, destaca el reporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *