Mujer se opera el trasero y las cicatrices la dejaron deforme

El levantamiento de glúteos brasileño es la cirugía estética más mortífera

Una mujer de Brasil tiene la suerte de estar viva después de sufrir terribles heridas en su empeño por tener el trasero perfecto.

Angela Pedrosa se vio obligada a pasar más de dos meses en el hospital después de someterse a una cirugía de levantamiento de nalgas que no salió bien. Se inyectó 300 ml de silicona industrial que su cuerpo rechazó y le causó una reacción severa.

Los doctores lograron salvar la vida de la joven de 26 años al extraer el tejido infectado y descompuesto de su parte inferior, pero se quedó con dos enormes cicatrices parecidas a un cráter después del procedimiento.

La mujer, que es madre de tres niños, afirma que no solo le destrozaron la autoestima, sino que sufre de constantes dolores debido a las cicatrices.

Ahora deberá someterse a una nueva cirugía para reparar el daño y reconstruir su trasero desfigurado, transfiriendo grasa de otras áreas de su cuerpo a su trasero.

Este será el segundo procedimiento de levantamiento de glúteos al que se somete. Una operación que, según la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos, tiene una de las tasas de mortalidad más altas de cualquier procedimiento cosmético.

Desafortunadamente, Pedrosa siente que no tiene otra alternativa debido a la incomodidad constante que siente debido a sus cicatrices.

Esta intervención conlleva un alto riesgo, porque la grasa, tomada de un área del cuerpo e insertada en las nalgas, si se inyecta demasiado profundamente en el músculo puede causar serios problemas.

Si la grasa no se deposita correctamente, puede provocar una embolia grasa, que es cuando la grasa ingresa al torrente sanguíneo y bloquea un vaso sanguíneo. Esto puede conducir a graves complicaciones de salud e incluso la muerte.

En una encuesta de 2017, 692 cirujanos informaron de 32 casos de muerte por embolia grasa y 103 casos graves pero no mortales. Estos números son solo una parte, se cree que hay muchos más casos no reportados.

La embolia grasa se identificó recientemente como la principal causa de muerte en cirugía estética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *