Número maldito: Bebé murió con 131 días, igual que su hermano mayor. Papás son sospechosos

Las autoridades investigan por qué ambos mueron con la misma edad Germán y Aroha, dos jóvenes españoles de 28 y 27 años (respectivamente), están detenidos en la cárcel de su pueblo por presuntamente asesinar a sus dos hijos cuando tenían justo 131 días. El mayor, Omar, murió en enero de 2018. La vida de Dylan, el segundo, acabó en junio de este año.

Ambas muertes parecieron repentinas en un primer momento. El informe inicial de Dylan decía que había sido una muerte súbita pero la autopsia reveló que el bebé tenía las costillas rotas, que le habían perforado el pulmón y que tenía otras heridas en la caja toráxica. Por su parte, su hermano mayor había fallecido con un traumatismo craneoencefálico. En ambos casos, fueron los propios padres quienes avisaron a las autoridades sobre lo que había sucedido.

Tras la publicación de la autopsia del segundo bebé, las autoridades españolas arrestaron a la pareja. Tanto el papá como la mamá están imputados de delitos de dos delitos asesinato con agravante de abuso de superioridad, dos de lesiones y otros dos de maltrato en el ámbito familiar. La policía, según informó el diario El Español, sigue investigando la razón de la misteriosa muerte los bebés cuando tenían 131 días.

Los dos jóvenes padres, ambos voluntarios en Caudete (Albacete) de un servicio de emergencias, ya estaban siendo investigados por el caso de su primer hijo. Ellos habían alegado que el niño había muerto por negligencia médica, pero la autopsia desmontó esa teoría. Cuando Aroha se volvió a quedar embarazada, cuatro meses después de la muerte de Omar, se volvió a activar un protocolo de protección del nuevo bebé. Los trabajadores sociales de su localidad empezó a realizar un seguimiento quincenal. Todos ellos resultaron favorables,según la agencia Efe.

Después de esta segunda muerte sospechosa, Germán y Aroha están en prisión provisional sin fianza. La madre de Germán gritó al medio citado anteriormente que su hijo era inocente e instó a los periodistas a que preguntaran a Rosa, la madre de Aroha. Sin embargo, nadie parece tener de momento la respuesta a la incógnita de los 131 días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *