Renuncia el policía blanco que mató a una mujer negra en su propio dormitorio

Lo iban a despedir de todos modos

El policía de Fort Worth, Texas, que mató de un disparo a una mujer negra renunció a su cargo este lunes.

El agente Aaron Dean se adelantó a sus superiores, quienes iba a despedirlo en horas de la tarde. El hombre estaba en baja administrativa por la muerte de Atatiana Jefferson, la mujer de 28 años a la que disparó en su dormitorio cuando fue llamado a hacer una inspección.

“Lo iba a despedir por las violaciones a varias de nuestras políticas, entre ellas el uso de la fuerza y la conducta profesional”, dijo Ed Kraus, Jefe de Policía encargado.

La muerte de Jefferson revivió las protestas contra la brutalidad policial hacia miembros de minorías.  La familia de la víctima demandó una investigación y exigió el despido de Dean.

Kraus ha pedido al FBI que investigue el caso.

Jefferson jugaba videojuegos con su sobrino cuando un vecino llamó al cuartel de Policía luego de ver luces encendidas y una puerta abierta a altas horas de la noche. El episodio fue registrado por la cámara corporal del agente.

La Policía encontró un arma en la vivienda de Jefferson, pero no es claro si la mujer la iba a usar contra los agentes. Dean disparó desde afuera de la casa. El hombre era miembro de la fuerza desde abril de 2008.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *