Te llevamos a conocer la que fuera la primera casa de Alejandra Espinoza, Aníbal Marrero y Matteo

La presentadora dejó su primer hogar en búsqueda de sus sueños, pero no por ello le resultó sencillo desprenderse de su famosa casa en MiamiLa presentadora Alejandra EspinozaAníbal Marrero y el pequeño Matteo se despidieron, en el verano del 2018, de su primera casa como familia.

La pareja dejó el hogar que tenía en Miami, Florida, con el propósito de ayudar a la nacida en Tijuana a cumplir su sueño de triunfar como actriz, por lo que cambiaron la ciudad de sol por Los Ángeles, California.

A pesar de que se mudaba para alcanzar sus sueños, el cambio de casa no fue sencillo para la ganadora de Nuestra Belleza Latina, pues se estaba desprendiendo del sitio en el que Matteo dio sus primeros pasos.

Por medio de diversos videos y fotografías, la actriz de ‘Rubí’ nos mostró la nostalgia que le produjo dejar su propiedad en Miami.

Cocina

La cocina de su casa destacaba por la elegancia que escondía en sus tonos claros, pues todos sus electrodomésticos eran grises, mientras que la alacena era de color blanco

La habitación contaba con un acceso, así como un pequeña barra con vista al comedor, la cual no solo servía para preparar los alimentos, sino que también como desayunador para dos personas.

Comedor

El comedor estaba compuesto por una mesa de cristal con espacio para seis personas.

Sala

La sala estaba equipada por un sofá de color blanco, en forma de ‘Ele’, con capacidad para seis personas, así como por una televisión empotrada a la pared y un gran ventanal con vistas al jardín.

Jardín

El jardín era, sin lugar a dudas, el sitio favorito de Matteo, pues no solo tenía extensas áreas verdes, sino que también una piscina.

La familia tenía tres camas de sol, así como una palapa en la que podían preparar una exquisita barbacoa en temporada de calor.

Recámara principal

La casa originalmente contaba con tres habitaciones, pero con su mudanza, Aníbal y Alejandra desaparecieron una y la convirtieron en un gran clóset para que la presentadora pudiera guardar todos sus outfits.

Ese cambio provocó que la habitación principal fuera muchísimo más grande, al haberse juntado dos recámaras en una.

Al igual que como sucedió con la cocina, en la recámara principal imperaban los muebles blancos, un tono que estaba presente hasta en la ropa de su cama y en la cabecera.

En la habitación, también había una televisión empotrada a la pared, espejos, el clóset de Aníbal, así como un baño completo con bañera.

Recámara de Matteo

La recámara del miembro más pequeño de la casa estaba equipada con una cama pequeña, un clóset, así como con una pared en negro que la propia Alejandra le pintó a su hijo.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *