Trump arma revuelo con controvertidas declaraciones en importante encuentro internacional

La candente guerra comercial con China, su campo de golf en Miami o las crícitas a su antecesor Barack Obama fueron algunos de los delicados temas que trató El presidente Donald Trump no dejó a nadie indiferente en su conferencia de prensa al cierre de la cumbre del G7, celebrada el pasado fin de semana en la localidad francesa de Biarritz. El mandatario trató temas de candente actualidad pero polémicos como la creciente tensión comercial entre Estados Unidos y China, la actuaciones de su predecesor Barack Obama o el lugar de Rusia en el mencionado encuentro internacional en el que se encontraba.

Respecto a la relación con la segunda economía del mundo, Trump afirmó que Pekín había contactado con funcionarios estadounidenses para retomar las negociaciones comerciales. Sin embargo, la agencia Reuterscitó a un funcionario del gobierno chino que dijo no tener conocimiento del contacto al que se refierió el presidente. De hecho, el Ministerio de Exteriores del país asiático dijo estar dispuestos a tomar más medidas si EEUU avanza con los aranceles.

Reuters Top News@Reuters

President Trump cites calls with China in attempt to ease trade-war tensions, but Beijing denies the calls occurred2309:50 – 26 ago. 2019Información y privacidad de Twitter Ads200 personas están hablando de esto

Durante su conferencia de casi una hora Trump también tuvo tiempo de mostrarse a favor de volver a invitar al presidente ruso Vladimir Putin a la cumbre (G8). Rusia fue excluida en 2014 tras la anexión ilegítima de la península ucraniana de Crimea. Trump quiere que Putin vuelva a la reunión internacional el próximo año, que se celebrará en Estados Unidos.

El asunto ruso provocó que el presidente también hablara de su predecesor. Según mencionó, Barack Obama se sintió avergonzado cuando Rusia tomó Crimea porque “Putin se burló de él”. Fue entonces cuando, de acuerdo a las palabras de Trump, el presidente Obama quería que Rusia quedara fuera de la enconces cumbre del G8.

El lugar de la celebración de la próximo encuentro entre estos líderes políticos también fue uno de los temas conflictivos con mencionó Donald Trump. El presidente anunció que se desarrollará en una propiedad suya en Doral, Florida. El mandatario trasladó que le parecía el sitio “natural” del encuentro y que no ganaría dinero con ello. “Se trata de obterner la ubicación correcta”, dijo ante las críticas de mezclar sus negocios con su cargo político.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *