Un tribunal ecuatoriano lo condenó a ocho años de cárcel por el llamado “caso sobornos 2012-2016”

Expresidente de Ecuador Rafael Correa responde a sentencia por corrupción: “estaban desesperados para condenarme por algo”

El expresidente de Ecuador Rafael Correa dijo que esperaba la sentencia por corrupción en su contra porque en su país “estaban desesperados para condenarme por algo”.

En declaraciones a RT Noticias desde su residencia en Bruselas, Bélgica, el exfuncionario reaccionó este martes a la sentencia de ocho años de prisión por la causa conocida como “Caso sobornos”.

“Lo esperábamos, estaban desesperados para condenarme por algo”, expresó Correa.

“En un estado de derecho, sería imposible”, agregó el entrevistado.

A juicio del acusado, la determinación responde a un intento de boicotear sus aspiraciones presidenciales y desviar la atención pública de la emergencia de salud que atraviesa el país sudamericana en medio de la pandemia del coronavirus. “Distraen las energías del país, deberíamos estar preocupados de la crisis, de los muertos insepultos”, argumentó.

El expresidente consideró que las autoridades deberían enfocarse en “cómo está subiendo la epidemia”, en lugar de incentivar el “odio político” en su contra.

El exlíder de Alianza PAÍS estimó que el caso “lo vamos a ganar en cortes internacionales”.

“Esto no tiene ni pies ni cabeza. Su principal prueba eran unos archivos que estaban en la carpeta de una asesora. Nosotros logramos tenerlos y con peritaje internacional demostramos que fueron ‘hackeados’ en 2016 y modificados hasta 2018, algo totalmente forjado”, argumentó.

“Ayer hubo una filtración de miles de documentos, demostrando que la secretaria del fiscal estuvo en permanente contacto con el presidente del Tribunal”, continuó. Correa criticó que a pesar del vínculo afectivo información sobre el juicio. “No intercambiaban facturas eléctricas o cuentas de teléfono. ¡No! ¡El proceso! Eso es asociación ilícita”, planteó el ecuatoriano.

Un tribunal de Ecuador declaró ayer al expresidente culpable de un delito de corrupción. El foro judicial lo condenó a ocho años de cárcel por el llamado“caso sobornos 2012-2016”.

El exvicepresidente Jorge Glas, que como Correa fue declarado culpable de ser instigador de un delito de cohecho pasivo agravado, también fue condenado a ocho años de prisión.

El caso involucra a empresas nacionales e internacionales como la brasileña Odebrecht.

De acuerdo con las acusaciones, Correa y otros miembros de su equipo adjudicaron contratos millonarios a cambio de pagos para financiar al partido que representa el exmandatario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *