USCIS implementa dos reglas que afectarían a inmigrantes

USCIS implementa dos reglas que afectarían a inmigrantes en peticiones de “green card” y naturalización

El cambio obedece a dos decisiones del fiscal general William Barr

La oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) implementará dos decisiones del fiscal general, William Barr, sobre el llamado “buen carácter moral” (GMC, en inglés), que afectarían cualquier petición migratoria, incluidas la Residencia Permanente y la naturalización.

Para cada caso, los oficiales revisan a fondo las peticiones de los extranjeros y, durante entrevistas, hacen cuestionamientos para determinar el GMC, uno de los requisitos básicos para aprobar las peticiones, tal como se establece en la Parte F de la Ley de Ciudadanía y Nacionalidad (INA, en inglés).

Las decisiones del fiscal Barr se enfocan a que dos o más condenas por manejar bajo influencia (DUI, por sus siglas en inglés) afectarán los requisitos de “buen carácter moral”, además de que cambios posteriores a una sentencia también será un punto negativo para los inmigrantes.

La agencia hace referencia a una determinación del 25 de octubre, cuando el Fiscal General decidió sonre el caso Castillo-Pérez.

“El término DUI incluye todas las ofensas estatales y federales por conducir en estado de ebriedad… operar bajo la influencia y otras ofensas que hacen ilegal que una persona opere un vehículo motorizado”, especifica la agencia.

Agregó que al solicitar un beneficio de inmigración para el cual se requiere GMC, los solicitantes con dos o más condenas por DUI pueden superar esa presunción presentando evidencia de que tenían un buen carácter moral “incluso durante el período dentro del cual cometieron las faltas de DUI”. Esas pruebas serán revisadas por los oficiales migratorios.

La otra decisión también fue hecha por el fiscal Barr el 25 de octubre con base en el caso Thomas & Thompson, que establece la definición sobre “pena de prisión o una sentencia”, especificando que los cambios posteriores serán relevantes para peticiones migratorias.

“La autoridad especifica que esas condiciones ‘se refieren a la sentencia penal original de un extranjero’, sin tener en cuenta los cambios posteriores a la condena”, apunta la agencia. “Las órdenes posteriores a la sentencia que cambian la condena original de un extranjero criminal sólo serán relevantes para fines de inmigración si se basan en un defecto de procedimiento o sustantivo en el proceso penal subyacente”.

Es decir, los inmigrantes acusados injustamente por un delito o cuyo proceso judicial fue incorrecto –y está demostrado– podrían no ser afectados cuando soliciten alguna protección de estancia en los Estados Unidos.

El subdirector del USCIS, Mark Koumans, señaló que estas precisiones sobre el GMC ayudarán a evitar otorgar protecciones migratorias a quienes hayan cometido algún delito.

“En respuesta a dos decisiones del fiscal general, el USCIS ha actualizado la orientación de política sobre el establecimiento de un buen carácter moral para fines de inmigración”, dijo Koumans. “Como lo indicó el Fiscal General, esta guía mejora la seguridad pública al garantizar que los adjudicadores de USCIS consideren las convicciones de manejar bajo influencia con el estándar de escrutinio apropiado”.

La agencia del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) refiere que el INA establece consecuencias por condenas penales y otras sentencias que podrían hacer que los solicitantes sean inadmisibles, deportables o no elegibles para un beneficio de inmigración.

Es decir, además de que no obtengan el beneficio migratorio, los extranjeros quedarían en ruta de expulsión de EEUU.

La autoridad especifica que los solicitantes de “green card” deben cumplir con un “buen carácter moral”.

“Ciertos beneficios de inmigración requieren que el solicitante demuestre que tiene GMC para ser elegible para (obtener) el beneficio”, indicó la autoridad en un comunicado. “Por ejemplo, los solicitantes de naturalización deben demostrar GMC”.

La nueva política se establece con el PA-2019-10 y será aplicada a solicitudes presentadas desde el 25 de octubre  de acuerdo al Manual de Políticas, el cual fue actualizado.

“Estas actualizaciones de la política son aplicables a cualquier caso presentado o pendiente a partir del 25 de octubre de 2019 (fecha en que el Fiscal General tomó las decisiones)”, apunta la agencia. “Estas actualizaciones de políticas, contenidas en el Volumen 12 del Manual de Políticas reemplazar cualquier orientación previa sobre el tema”.

La nueva política de USCIS comenzó a discutirse en 2018, cuando el entonces fiscal Matthew Whitaker pidió revisar la política, a fin de evitar protecciones migratorias a extranjeros que considera “poco viables”, al majerar bajo la influencia del alcohol o tener una sentencia criminal, algo que ya establece el INA, aunque las recientes medidas son más estrictas al afectar incluso a portadores de “green card”.

Hasta el 25 de octubre, la agencia aplicaba la regla de GMC para delitos de alto impacto, como homicidio, terrorismo, abuso sexual, lavado de dinero, narcotráfico, entre otros.

En el año fiscal 2018, oficiales de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) detuvieron a 80,730 inmigrantes por problemas viales, incluido DUI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *